Un dispositivo revolucionario para recolectar agua en entornos desérticos

En un esfuerzo por abordar los desafíos del calentamiento global y la escasez de agua en diversas regiones del mundo, científicos de la Universidad de California han creado un dispositivo revolucionario capaz de recolectar moléculas de agua del aire utilizando la energía solar.

La pieza fundamental de este dispositivo es una estructura organometálica ultraporosa (MOF, por sus siglas en inglés), compuesta por átomos metálicos y moléculas orgánicas. Esta estructura altamente porosa permite capturar eficientemente las moléculas de agua incluso en condiciones de baja humedad del aire. Una vez capturadas, las moléculas de agua se evaporan y se conducen hacia el interior del dispositivo, según se ha informado en un comunicado de la universidad.

A diferencia de otros materiales alternativos, como los hidrogeles, las zeolitas o las sales, que no funcionan eficientemente en condiciones de baja humedad, los recolectores basados en MOF han demostrado ser altamente efectivos, energéticamente eficientes y de gran capacidad. Esto los convierte en una herramienta poderosa para abordar la escasez de agua en diversas aplicaciones, desde el suministro de agua potable hasta su uso en la agricultura.

Además, este sistema innovador también tiene el potencial de mejorar la calidad del agua en áreas donde el suministro es abundante pero su calidad es deficiente.

Una de las ventajas destacables de este dispositivo es su tamaño compacto en comparación con modelos anteriores basados en MOF, lo que permite su portabilidad y facilidad de uso. Puede transportarse en un bolso o mochila, lo cual lo convierte en una solución práctica y accesible para áreas con necesidades urgentes de agua.

Un avanzado sistema que capta moléculas de agua del aire seco

Para probar su eficacia, el dispositivo se sometió a pruebas en el Valle de la Muerte, uno de los desiertos más áridos de América ubicado en el desierto del Mojave, al sureste de California. Con temperaturas que oscilan entre los 21,9 °C y los 60,7 °C, y una humedad relativa que va del 9,4 % al 36 %, el dispositivo logró recolectar hasta 285 gramos de agua por día, equivalente a un vaso de agua. Estos resultados prometedores respaldan la eficiencia y viabilidad de esta tecnología en condiciones extremas.

Este avance científico representa un paso importante en la búsqueda de soluciones sostenibles para enfrentar el desafío global de la escasez de agua. Este dispositivo demuestra su potencial para brindar acceso a agua potable en lugares donde la disponibilidad de agua es escasa. La combinación de la innovación tecnológica y la conciencia ambiental nos acerca cada vez más a un futuro en el que podamos hacer frente a los desafíos del agua de manera eficaz y sostenible.

Noticias Relacionadas

Placas solares que generan 20 Litros de agua potable al día

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Otros Artículos